PROFECO 1110El delegado Edgardo Castro, anunció que a partir del año próximo la dependencia federal tendrá también atribución fiscal

 

Telefonía celular, telecable, y talleres de automóviles son los servicios contra los que los usuarios han interpuesto ante la Procuraduría Federal del Consumidor el mayor número de quejas en Michoacán por inconformidad, informó el delegado en la entidad, Edgardo Castro Maruri, entrevistado esta media mañana, tras señalar que esperan cerrar el año con una disminución del 10 por ciento en la cuenta final de quejas del 2018, ya que al momento suman mil 400 presentadas, cuando en 2017 a la fecha se tenían ya mil 800.

Señaló que se han resuelto 500 de estas, sea por conciliación o por pago del daño.

La empresa más demandada es Telcel, refirió, pero no porque las otras compañías que prestan este servicio de comunicación por celular sean mejores o no generen inconformidades, sino porque es con la que se ha quedado más de la mitad de los usuarios. Tan solo en Michoacán son más de dos millones de usuarios de Telcel. La principal queja es por la facturación y también por las garantías del producto.

Son estos tres rubros los que se llevan los primeros lugares en fallas de servicio, dijo. 

En breve entrevista, Castro Maruri definió que de acuerdo con los registros de la dependencia en la entidad es Morelia el municipio con mayor número de quejas presentadas, porque es el que mayor población concentra.

La Profeco, aclaró a pregunta expresa, no puede obligar al proveedor a que le dé una satisfacción al cliente porque se trata de una autoridad administrativa hasta el momento, pero a partir del próximo año entrará en vigor su carácter de fiscal, es decir, que ya podrá intervenir en cobrar al proveedor demandado el dinero para resarcir el daño al consumidor afectado.

Esto último por la reforma aprobada en Congreso de la Unión en enero pasado, pero no se presupuestó el recurso necesario para esta nueva atribución, explicó, pues "se ocupa ejercer un poco más" para esa operatividad.