carlos a monjeImpunidad…

 

 “Si no peleas por acabar con la corrupción y la podredumbre, acabarás formando parte de ella”… Joan Báez. (1941 - ) Cantante, compositora y activista estadounidense.

La incansable lucha de los ciudadanos y organizaciones civiles por la Transparencia y Rendición de Cuentas, aunque a paso lento, ha dado resultados. Actualmente existe una importante y larga lista, aunque aún incompleta, de ex gobernadores que ya fueron sentenciados y están presos, otros que han sido detenidos y esperan sentencia, así como algunos más que enfrentan procesos en liberad.

Sin lugar a dudas, la lista más gravosa es donde se ubican ex gobernadores con sospechas ciudadanas, pero que por complicidad, corrupción, incapacidad e impunidad, no les han probado nada y disfrutan de riquezas presuntamente inexplicables que los mantienen viviendo como reyes y en muchos casos, sin desempeñar alguna actividad productiva.

Las listas antes mencionadas incluyen a políticos de prácticamente todos los colores partidistas, lo cual inevitablemente dibuja un fututo incierto y desolador para un México que de momento, parece no encontrar a las personas idóneas, es decir, honestas, responsables y sin ataduras, que puedan enderezar el rumbo de nuestro país.

Pese a los esfuerzos de las autoridades federales de las últimas semanas, cuando lograron capturas de ex gobernadores como Tomás Yarrington y Javier Duarte, difícilmente abonarán a una credibilidad ciudadana vapuleada desde la misma Presidencia de México, con la Casa Blanca y un larguísimo etcétera.

Por si fuera poco, para aquellos que quieren creer que Andrés Manuel López Obrador es el Fénix que vuela sobre el pantano y no se mancha, deberán enfrentar las dudas que les deja el video de la diputada veracruzana de MORENA, Eva Cadena Sandoval, recibiendo medio millón de pesos al más puro estilo del perredista René Bejarano.

Y es que el caso Eva Cadena refrescó la memoria de los ciudadanos, respecto a que en el nivel de la política mexicana donde se mueve el Rayo de Esperanza, y especialmente en el caso del “Señor de las Ligas”, resulta inevitable pensar desde dos perspectivas, o López Obrador es el líder de otra mafia o es tan tonto que cualquiera pueda beneficiarse irregularmente, a sus costillas; seguramente por ello políticos en decadencia de varios colores ideológicos, son hoy sus más prestigiados colaboradores.

Lo cierto, es que entre las acusaciones partidistas de corrupción y abusos que se hacen por las elecciones que se avecinan, por lo menos de los partidos hegemónicos en el país, ninguno se salva. Seguramente usted recuerda también el cúmulo de acusaciones que pesan contra Josefina Vázquez Mota y su familia, así como las anteriormente comentadas, acusaciones que lamentablemente se quedan en el discurso y lo mediático.

En fin, pese a los incipientes pasos en materia de Transparencia y Rendición de Cuentas, lo cierto es que ex gobernadores, gobernadores, ex funcionarios y funcionarios saben del alto grado de impunidad que prevalece y de todo el tejido social del que se compone la corrupción, así que por ello, pareciera que siguen optando por correr el riesgo y tratan de resolver el futuro de sus hijos y hasta nietos… Después de todo, el porcentaje de éxito les sigue siendo favorable.

Y es que las excusas para mantener su libertad, incluso cuando hay pruebas en su contra, abundan; casualmente se les violenta el debido proceso, no se integran correctamente las carpetas de investigación o bien, queda la posibilidad de corromper u obligar al juez a tomar una decisión que les favorezca.

En medio de tan lamentable realidad, recordemos ahora algunos nombres de ex gobernadores que ya fueron denunciados, enfrentan algún proceso, están presos o alguna vez han sido señalados en investigaciones periodísticas por presuntos delitos cometidos, incluso que prevalecen en la sospecha ciudadana que aún espera y exige transparencia y rendición de cuentas:

Javier Duarte de Ochoa. (Veracruz).  PRI.

Roberto Borge Angulo. (Quintana Roo). PRI.

César Duarte Jáquez. (Chihuahua). PRI.

Jorge Herrera Caldera. (Durango). PRI.

Miguel Alejandro Alonso Reyes. (Zacatecas). PRI.

Rodrigo Medina de la Cruz. (Nuevo León). PRI.

Egidio Torre Cantú. (Tamaulipas). PRI.

Humberto Moreira Valdéz. (Coahuila). PRI.

Rubén Ignacio Moreira Valdéz. (Coahuila). PRI.

Andrés Granier Melo. (Tabasco). PRI.

Fidel Herrera Beltrán. (Veracruz). PRI.

Arturo Montiel Rojas. (Estado de México). PRI.

Mario Ernesto Villanueva Madrid. (Quintana Roo). PRI.

Tomás Jesús Yarrington Ruvalcaba. (Tamaulipas). PRI.

Eugenio Javier Hernández Flores. (Tamaulipas). PRI.

Nelson José Murat Casab. (Oaxaca). PRI.

Ulises Ruiz Ortiz. (Oaxaca). PRI.

Mario Marín Torres. (Puebla). PRI.

Guillermo Padrés Elías. (Sonora). PAN.

Emilio González Márquez. (Jalisco). PAN.

Luis Armando Reynoso Femat. (Aguascalientes). PAN.

Ángel Aguirre Rivero. (Guerrero). PRD.

Juan José Sabines Guerrero. (Chiapas). PRD.

Marcelo Luis Ebrard Casaubón. (Distrito Federal). PRD.

Y si nos referimos estrictamente a Michoacán, una buena mayoría de ciudadanos tiene sospechas de ex gobernadores y varios de sus funcionarios, como Lázaro Cárdenas Batel, Leonel Godoy Rangel, Fausto Vallejo Figueroa, Jesús Reyna García y Salvador Jara Guerrero. Con el terrible pero, de que exceptuando a Reyna García, el resto permanece en la lista de los sospechosos, y mientras permanezcan ahí, los presuntos esfuerzos anticorrupción, serán insuficientes para ganar credibilidad entre los ciudadanos.

Con la esperanza de que haya una próxima vez… me despido, gracias.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.