I. MARTINEZLa relación entre los gobiernos de Michoacán y de Morelia viven momentos complicados, se ha convertido en la manzana de la discordia el llamado Mando Unificado.

Las críticas salen de un lado y del otro, aunque se nota que en varios medios de comunicación la causante refieren del aumento de la inseguridad en la capital de la entidad se debe a que Morelia no está en el Mando Unificado.

En Morelia se defienden  y hacen historia, en la época del reinado de Wilfrido 1ro. el entonces jefe de la comuna moreliana entregó todo, pero lo que se dice todo al gobierno del PRI, policías, equipamiento, armamento.

Willylandia entonces se jactaba de que no existía en su vocabulario la palabra inseguridad, Wilfrido 1ro. de manera muy hábil negaba una y otra vez que existieran problemas de ese tipo bajo su gobierno, solo daba cifras alegres y el paquete pasaba directamente al estado en una de los peores momentos de la historia de Michoacán.

Cuando el llamado “independiente” Alfonso Martínez llegó al gobierno pidió cuentas, la respuesta es que nadie sabía cuantos policías existían en Morelia, en relación al equipamiento se ignoraban incluso cuantas armas existían y las patrullas descubiertas muchas estaban quemadas, inservibles, destruida estaba entonces la policía de la ciudad.

El desconcierto era tal que por turno vigilaban a Morelia apenas 50 policías, se tomó la decisión entonces de tocar puertas y contar al menos con 800 policías certificados y con preparación, hasta el momento existe ya la mitad, el trabajo ha sido arduo, con dinero invertido del municipio gracias a las gestiones con y en la Federación.

Hoy Morelia se niega a estar en el Mando Unificado y la causa es simple, el gobierno de Michoacán quiere todo, Morelia solo pide una auténtica coordinación y trabajo, desde el senado incluso se ha visto como fracasó el Mando Unificado en ciudades del tamaño de Morelia por la falta de apoyo y coordinación institucional, el senado ha insistido el mando Unificado No es Viable, hoy se llama Mando Mixto.

Morelia en estricto sentido quiere el Mando Unificado pero con reglas claras, que se firmen anexos y que haya además autorización del Cabildo a partir de ello el “independiente” pone en la mesa:

1.- Que los policías de Morelia, que paga Morelia, que coordina Morelia, se queden en Morelia. (en otras épocas los policías de Morelia podían pasar meses en cualquier rincón de Michoacán).

2.- Que los policías de Morelia solo puedan atender eventualidades de municipios conurbados  cercanos.

3.- Que en esas eventualidades que se apoye al estado hasta con un 30 por ciento de los policías.

4.- Que haya claridad de lo que aporta cada gobierno hoy Morelia aportaría 440 policías, 260 patrullas, 600 armas, que diga el estado que aportarían ellos.

La respuesta del gobierno de Michoacán hasta el momento ha sido silencio en cuanto a las reglas, Morelia dice firmamos, pero con anexos.

La Secretaría de Seguridad Pública ha hecho declaraciones que mejoraría la seguridad en Morelia siempre y cuando estuviera dentro del Mando Unificado, aunque me pregunto hay Mando Unificado en Apatzingán, Uruapan, Lázaro, Zamora, La Piedad, Zitácuaro y Tarímbaro y se ha disparado solo el homicidio doloso prácticamente al doble.

No hay que olvidar que Jiquilpan y Sahuayo también tienen Mando Unificado y viven momentos de angustia por el incremento en la inseguridad.

Con Mando Unificado los índices de inseguridad han mejorado en aquellos lugares? El homicidio al menos es palpable que no.

Mando unificado no es ten gobernador mi policía, hay que trabajar juntos municipios y estado, estar unidos, estar de acuerdo.

Morelia hoy según las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, ese mismo que el gobierno de Michoacán ha utilizado para hablarnos de que las cosas están mejor, publica que Morelia hasta ha bajado casi un punto porcentual el homicidio doloso, significa entonces que sin Mando Unificado estamos mejor?

Espero pronto haya una auténtica relación y comunicación entre ambos gobiernos en el tema de seguridad, lo merecemos los ciudadanos. No me gusta ver al gobernador Aureoles por un lado y al presidente Martínez por otro.

Juntos quiero verles como en Cenobio Moreno, gobernador de Michoacán, presidente municipal de Apatzingán y ciudadanía.

Ahí si fue un auténtico “Nuevo Comienzo”!