Juan TelloRecientemente el Secretario de Turismo del Gobierno de la República, el Licenciado Enrique de la Madrid, anunció la promoción nacional e internacional de los 16 proyectos más grandes que tiene preparados el sector y que en conjunto superan los 3 mil millones de dólares. La promoción de estos proyectos se dará durante el cuarto trimestre del presente año, en ferias internacionales en donde participa México. Durante esta etapa de difusión se propondrán alternativas de financiamiento como: Fonatur, Bancomext, Banobras, Nafin además de la banca privada.

De estos 16 proyectos, sobresale el proyecto Acapulco Sur, proyecto a desarrollarse en el municipio de San Marcos en Guerrero, implica una inversión de mil 75 millones de dólares. Es un proyecto de una extensión de 35 kilómetros que contempla 12 lotes hoteleros de 400 metros de frente de playa y 160 mil metros cuadrados de superficie, que deberán tener una altura máxima de construcción de seis niveles. El objetivo de este proyecto es que participen cadenas hoteleras nacionales e internacionales para generar una oferta de 4 mil cuartos.

Otros proyectos también a promocionar en colaboración público-privada son los relacionados a desarrollos hoteleros e inmobiliarios en Baja California, Campeche, Jalisco, Quintana Roo. Proyectos de un acuario en Cozumel, marinas en Sinaloa y espacios para procurar la salud en destinos como la Ciudad de México y Bacalar. Además se prevé el ferrocarril turístico México-Teotihuacán. Un proyecto que llama la atención es el del teleférico Iztaccíhuatl (que pretende ser el más alto del mundo y tener acceso a las zonas de nieve y glaciales.

La justificación que propone la Sectur Federal es la de prolongar el buen momento que a decir de los funcionarios federales, vive actualmente el sector turístico. Afirman que este tipo de proyectos aseguran mantener la competitividad de los destinos turísticos, con acciones puntuales en materia de infraestructura, financiamiento, calidad de los servicios, sustentabilidad e innovación.

Es importante recordar que no todos los megaproyectos turísticos han sido exitosos. Tal es el caso de Playa Espíritu, proyecto turístico insignia de la administración de Felipe Calderón, mismo que se convirtió en el cuarto caso en que Fonatur no pudo replicar la fórmula exitosa que hizo de Cancún el destino de playa más importante de México. Los datos indican que este proyecto de Calderón en Loreto, así como los de Huatulco e Ixtapa faltó planeación socioeconómica, ambiental y comercial llevó a la institución estatal a un nuevo fracaso. En Huatulco se hablaba de 20 mil cuartos y hay 3 mil; en Ixtapa de 10 mil y operan 6 mil, mientras que en el proyecto de Loreto se estimaron mil 100 y hoy existen 600. El proyecto de Calderón empezó como Costa Pacífico y termino como Playa Espíritu en Loreto.

La historia nos indica que este tipo de proyectos son pagados con dinero público y después de varios años terminan en manos privadas resultando en verdaderos negocios para unos cuantos. Esperemos que este no sea el caso y que exista transparencia pero sobre todo un  proceso claro.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.