logo3

Marco A Aguilar          DIVIDEN A LOS MEXICANOS

 

Cada día es más frecuente que el presidente Andrés Manuel López Obrador (en sus decires y decisiones) parta de un error, transite por equívocos, y concluya en desliz.

AMLO agrava todo al ejercer como poder ejecutivo, poder legislativo y poder judicial, en los voluntariosos momentos que siente la necesidad de manifestar el absolutismo a su manera tabasqueña.

Idealmente, en su esquema mental, sólo el “pueblo” está por encima de él; pero, en la realidad, AMLO actúa con la certeza de que él personifica al “pueblo”, sin entender que el pueblo es una ficción, pues sólo existimos, como mexicanos, 130 millones de seres humanos que sufrimos sus prepotentes y errados actos de autoridad.

El fondo de todo poder político lo estudió con riguroso procedimiento científico el irlandés James George Frazer (1854-1941), quien investigó ese voluble y profundo vínculo entre el pueblo, su gobernante y dios, con raíces mágicas, religiosas y políticas.  

En sociedades antiguas visualizó y documentó la estructura del poder, y uno de los denominadores comunes encontrados fue: el rey que no sirve debe ser eliminado.

Esa síntesis, en sus variables concretas, forma un llamativo abanico de casos, en donde la población desintegra a sus gobernantes.

Hoy y aquí, es decir, en el México del 2020 las soluciones a tales dilemas están reguladas constitucionalmente; empero, pervive el tabú o temor de utilizarlas, aun cuando el presidente esté agotado, confundido, o sea un inútil.

El mismo Andrés Manuel fue quien afirmó que para ejercer cualquier cargo público en su administración se requería el 99% de honradez y el 1% de capacidad; a no dudarlo, ahí quiso describirse a sí mismo, atinando en lo de su escasa lucidez, y cometiendo desatino en lo de su honestidad, virtud que parece serle ajena.

Beatriz Pagés lo describe con todo cuidado: “Es hora de buscar a un presidente”, pues el que está “ya no puede; su capacidad política, intelectual y emocional, llegó a una situación límite… perdió totalmente la perspectiva de la realidad y no tiene respuestas para evitar el derrumbe”.

Vaya encrucijada para los mexicanos. AMLO, quien fanfarroneaba que, con su simple llegada a la presidencia, iban a resolverse los problemas de corrupción, inseguridad, económicos, laborales, de salud, políticos, educativos y “todos los males neoliberales”, no ha resuelto ninguno de ellos; los ha agravado todos.

Y, en cambio, exhibe su peligrosa incapacidad, su soberbia totalitaria, su proclividad a la mentira y su servilismo al presidente Trump.

Mal para México que siga gobernando así, y mal para los mexicanos si le buscamos sucesor al filo de tan agudos conflictos.

Para colmo, la confluencia de esos males se enreda más, ya que el presidente López Obrador está tercamente seguro de que los mexicanos estamos felices, felices, pero muy felices, con él y su monocorde, grotesco y repetitivo discurso, y con sus caprichosos proyectos.

Y a su derredor, para rematarnos, su rama dorada sólo sabe alabar a la divina persona de Andrés Manuel, sin mirar esos lacayos (ni su amo) que estamos por entrar a un caos de dimensiones enormes.

Si nos unimos los mexicanos, reduciríamos los efectos de esa amenaza, con una acertada orientación económica y de salud; pero para unirnos no contamos con el presidente AMLO, ya que él es el gran generador de la desunión nacional.

PRODUCIRÁ MÁS POBRES

Marco A Aguilar“Primero los pobres” es una vieja frase usada por muchos antepasados. El presidente Andrés Manuel López Obrador (sin reconocer autoría) se la apropió, y la aplica como un mandamiento religioso o un imperativo categórico moralista.

Leer más...

Marco A Aguilar¿HACEDORES DE LA JUSTICIA?

Leer más...

CADA QUIEN SU CRISTO

Marco A AguilarTodo cambia, hasta el cambio cambia, y el cambio del cambio también cambia. Nada está fijo. Nada es inamovible.

Leer más...

Marco A Aguilar

         CORONAVIRUS Y EL PRESIDENTE           

                                              

En las calles, en los hogares, en los medios masivos de comunicación, en las escuelas, es decir, por doquier, todo mundo habla del coronavirus.

Sólo al presidente Andrés Manuel López Obrador se le ocurre ordenar a sus colaboradores que “eviten pronunciarse” sobre ese

virus que supera con mucho la supuesta popularidad de AMLO, hiriendo la vanidad de éste.

No hay duda que ese patógeno ser, recién nacido en Wuham, ciudad de 11 millones de habitantes en la zona central de la República Popular China, se ha convertido en el tema de nuestro tiempo.

Allá, en la confluencia de los ríos Yangtsé y Han, al parecer ya domesticaron a ese virus coronado, pagando una cuota alta de vidas humanas, y gastando millones de dólares.

Acá, en este México, ya recibimos a ese agente acelular, infeccioso y microscópico, que sólo puede desarrollarse dentro de células de animales, vegetales, o bacterias.

Y es tal la capacidad de ese virus para pegarse en células humanas, como tal ha sido la incapacidad de AMLO para reconocer su peligrosidad, y para buscar e implementar soluciones a sus efectos destructores.

Eso, porque el presidente López Obrador concentró el poder en su persona, porque él es el único que sabe todo y sabe de todo; y así, de inmediato calificó al coronavirus como invención de los neoliberales y conservadores. Y como el tío Lolo, se engaña solo.

Y sus colaboradores, como fieles lacayos, le obedecen y le aplauden.

Todos los mexicanos están hablando del coronavirus, relacionándolo con la insensatez de AMLO, observando que el presidente sólo sirve para hacer espectáculo teatral y verboso en sus falaces escenarios: los viejos y costosos mítines de acarreados, y la mañanera de Andrés Manuel.

Cada tiempo, cada lugar y cada grupo humano, tiene su tema. A los 17 años leí, impulsado por mis maestros José Gaos (1900-1969), Eduardo Nicol (1907-1990), y José Ma. Gallegos Rocafull (1895-1963), las obras de José Ortega y Gasset (1883-1955) en esos valiosos y manuales volúmenes amarillos editados por la Revista de Occidente en su colección “El Arquero”.

“El tema de nuestro Tiempo”, según Ortega y Gasset, era la entendible pero absurda lucha de la ciencia y la filosofía, donde la filosofía se observaba aplastada, humillada por el imperialismo de la física, sin darse cuenta que donde la física se detiene, porque ya no puede más, el hombre sigue, y vuelve a usar a la filosofía.

Hoy el tema de nuestro tiempo es el coronavirus, que ha puesto de cabeza a los seres humanos, quienes parecen haber olvidado las miles y miles de epidemias y pandemias que, a través de su existencia, han sufrido, en todos los continentes.

El libro de Decamerón del italiano Giovanni Boccaccio (1313-1375) nos narra 100 cuentos platicados por 10 jóvenes (7 mujeres y 3 hombres) en una villa campestre, al huir de la ciudad de Florencia, azotada por la peste bubónica, la que costó vidas y pérdidas económicas en la Europa del siglo XIV, pero entre otras cosas positivas dejó está obra maestra de literatura.

Después de cada desastre, la vida humana sigue; pero todos tenemos el deber de cuidar y cuidarnos de esos males, pandémicos y gubernativos, y convertir en palabras escritas u orales la realidad que nos rodea en este marzo del año 2020.

Confusión, temor, incertidumbre, vulnerabilidad, y muchos deseos de tener un magnífico sistema mexicano que, con el esfuerzo talentoso de todos, nos desarrolle y proteja; pues de él carecemos.

la foto

ciento

CULTURA

Osidem sonará con un concierto de alientos en el Teatro Ocampo

Osidem sonará con un concierto de alientos en el Teatro Ocampo

La Orquesta Sinfónica de Michoacán (Osidem), prosigue con sus actividades presenciales, por lo que el 14 de mayo a las 8:30 de la noche ofrecerá un concierto con obras para...

Leer mas

Magdalena Firląg, artista polaca llega a Clavijero con una nueva exposición

Magdalena Firląg, artista polaca llega a Clavijero con una nueva exposición

En colaboración con la Embajada de Polonia en México, como un homenaje a la materia y a sus posibilidades, al vidrio roto y su potencial creativo envolvente, es que surge:...

Leer mas

Abren jornadas de buenas prácticas lectoras

Abren jornadas de buenas prácticas lectoras

Las mediadoras y los mediadores de Salas de Lectura de Michoacán podrán participar entre mayo y septiembre, en actividades de capacitación, jornadas de buenas prácticas lectoras, y mesas de trabajo...

Leer mas

Abiertas, las inscripciones al taller gratuito de "Libros e historias de mi comunidad"

Abiertas, las inscripciones al taller gratuito de "Libros e historias de mi comunidad"

Con el fin de fomentar la lectura y la escritura en la entidad, el Gobierno del Estado ofrecerá el taller "Libros e historias de mi comunidad", del 17 al 19...

Leer mas

Buscador

MINUTO A MINUTO

Read bokies review by artbetting.net
The Betst Bokies Romenia Bonus bet365 here.
Download Full Premium themes
Склад за дървен материал - Прочети тук.