logo3

J MA. CARDONA

 

La estrategia para enfrentar la pandemia del Coronavirus por parte del gobierno de López Obrador a resultado un fracaso porque consiste en instrumentar el sistema centinela y no el de pruebas con el propósito de aislar a los contagiados, ya que para el gobierno de la 4T esto le significaría un costo aproximado entre 35 mil a 60 mil millones de pesos que representan menos del 10 por ciento del pago anual de la deuda pública.

A continuación se detalla a manera de un balance la estrategia fracasada del gobierno de López Obrador y su responsable del manejo de la misma Hugo López-Gatell quien tiene que salir inmediatamente de su cargo por los resultados negativos obtenidos hasta ahora.

Hasta el día domingo 12 de julio los resultados de los casos por el Coronavirus eran los siguientes: 299 mil 750 confirmados; 354 mil 171 negativos; 74 mil 563 sospechosos; 35 mil defunciones; 184 mil 764 recuperados y 29 mil 839 activos. Estos números hablan por sí mismos que quiere decir el fracaso absoluto del gobierno de López Obrador en términos del manejo y el control de la pandemia del Coronavirus.

A pesar que el gobierno de México se preparó una vez que tuvo conocimiento del surgimiento de la pandemia del Coronavirus mediante la reconversión del sistema hospitalario un mes antes de que se registrara el primer caso del Covid 19.

El Consejo Nacional de Salubridad decretó mediante el gobierno federal el cierre de las actividades económicas y productivas no esenciales como una medida para disminuir la propagación de la velocidad del contagio del Coronavirus lo que resultó en disminuir en un 60 por ciento la movilidad social mediante el confinamiento, la sana distancia y la higiene personal de la población.

La emergencia sanitaria es un elemento adicional a la crisis económica por la que atraviesa la economía mexicana con sus efectos negativos en términos sociales.

Los efectos sociales han tenido consecuencias por el cierre de la economía en relación a la pérdida de empleo, la reducción de los salarios para los trabajadores en confinamiento y la política social es insuficiente en términos de transferencias monetarias por parte del gobierno federal a los sectores vulnerables y pobres del país lo que aumentará en el corto plazo la pobreza.

Para llevar a cabo la estrategia contra la expansión de la pandemia del Coronavirus, el gobierno federal a través de las autoridades sanitarias instrumentó una política de comunicación social donde se informa todos los días a la población sobre el desarrollo de la pandemia en el país.

Desde el inicio, el gobierno de López Obrador no llevo a cabo una política de Estado para enfrentar la pandemia del Coronavirus lo que resultó en que los gobiernos de las entidades federativas también impulsaron sus propias políticas sanitarias, pero ante todo no se ha canalizado todas las capacidades y los recursos financieros, de personal médico y material para enfrentar con eficiencia y eficacia este problema de salud pública.

La inexistencia de una política de Estado ha tenido como consecuencia que por una parte el gobierno federal lleve a cabo la propia y los gobiernos estatales hagan lo mismo sin unificar los criterios lo que ha tenido como consecuencia la profundización de la crisis sanitaria.

Durante la primera semana del mes de julio y con los resultados obtenidos que son negativos se puede decir que la estrategia del gobierno de López Obrador así como de los gobernadores de las entidades federativas ha resultado un fracaso por los efectos negativos en términos económicos y sociales, así como sanitarios.

Si bien es cierto, los gobernadores de las más importantes entidades federativas se opusieron a la estrategia de la vigilancia de la pandemia y los escasos recursos que les otorgaron por parte del gobierno federal, esto no modificó los resultados negativos hasta ahora de la propagación del Coronavirus en sus entidades y en el país.

La oposición de los gobiernos estatales a la estrategia adoptada por el gobierno de López Obrador, puso de manifiesto los problemas estructurales en términos de coordinación fiscal en materia de distribución de los recursos públicos lo que cuestiona un principio constitucional en materia fiscal y proponen un nuevo pacto fiscal.

La política económica y social adoptada por el gobierno de López Obrador para enfrentar la crisis sanitaria por el Coronavirus tiene bajos efectos positivos sobre el conjunto de la población donde los sectores en pobreza han resultado los más afectados.

La crisis sanitaria a puesto al descubierto también las malas condiciones del sistema de salud o sanitario del país en sus diferentes tipos y que es resultado de la política del recorte al gasto social, además de una estructura burocrática por los gobiernos anteriores y el propio de López Obrador.

Después de tres meses del cierre de las actividades no esenciales, económicas y productivas las autoridades sanitarias y el gobierno federal priorizaron la reapertura de la economía aunque de manera parcial sobre la salud lo que ha tenido como consecuencia el aumento del número de contagios de Coronavirus y los enfermos por el Covid 19.

El inicio a lo que el gobierno ha denominado la nueva normalidad, lo ha hecho en las peores condiciones particularmente en el ámbito laboral donde ha aumentado el número de contagios por el Coronavirus y de defunciones como consecuencia de que las cúpulas empresariales no han acatado las disposiciones de las autoridades laborales y sanitarias del país.

El gobierno federal y las autoridades de salud ya presentan un agotamiento en su estrategia para contener la expansión del Coronavirus junto a su política de comunicación social que es de la menor importancia para los medios de comunicación más influyentes del país y que cuestionan a la misma.

Por último, en medio de la pandemia por el Coronavirus y la crisis sanitaria las fuerzas políticas de México se preparan para el proceso electoral del año 2021, sin embargo, el asunto de la pandemia por el Coronavirus ocupa un lugar del tercer orden de sus agendas políticas lo que significa una perversidad política en medio de la tragedia nacional que vive México.        

J MA. CARDONA

 

El pasado primero de julio entro en vigor el nuevo Tratado México Estados Unidos y Canadá (T-MEC), con ello se inaugura una nueva fase de las complejas relaciones comerciales y financieras entre el país y principalmente Estados Unidos y por supuesto Canadá.

Después de más de 25 años de vigencia del Tratado de Libre Comercio, donde hubo un cambio estructural al interior de la economía mexicana donde se realizo una transformación estructural en el sector exportador y una alta especialización de las exportaciones, además de que el comercio exterior mexicano se concentro en el mercado estadunidense ya que el 80 por ciento de las exportaciones mexicanas se canalizan al país del norte.

El TLCAN hoy finiquitado, convirtió al mismo tiempo a la economía mexicana en dependiente de la economía estadunidense; de esta manera también hubo un cambio radical en la estructura económica del país, donde se polarizo regionalmente la actividad productiva y al mismo tiempo hubo una nueva reubicación de la estructura industrial hacia los estados del centro-norte del país.

Cabe señalar, que el surgimiento del TLCAN fue producto de un largo proceso de apertura comercial unilateral por parte de las autoridades comerciales mexicanas desde a mediados de los años ochentas con la finalidad de superar las crisis estructurales de la economía mexicana.

A la firma, del TLCAN, el gobierno de México en poder del PRI, aseguro que con ello se evitarían las crisis económicas recurrentes lo cual no sucedió, hay que recordar que un año después de la entrada en vigor del acuerdo comercial estalló la crisis denominada el “error de diciembre de 1994”; pero esto es otra historia.

El TLCAN constituyó un eslabón en la cadena de la dependencia exterior de la economía nacional, con todas las ventajas para el capital extranjero a cambio de miserables remuneraciones salariales para los trabajadores que fue una de las principales ventajas competitivas del acuerdo comercial para los intereses de los Estados Unidos y sus empresas.

A lo anterior hay que agregar, que el 50 por ciento de las exportaciones mexicanas son producto de la industria maquiladora cuyo proceso consiste en importar todas las partes de una mercancía o producto para armarlo en el país y regresarlo a su país de origen, cuyo valor agregado es la aportación de la mano de obra, sin ningún beneficio de valor agregado para el país, es decir bajo costos salariales lo que volvió al mismo muy atractivo para la inversión extranjera directa de ambos países fuera de la región principalmente para las industria automotriz y electrónica que instalaron sus plantas en el territorio nacional en especial en los estados fronterizos del norte.

Pero también hay que decir, que el TLCAN obedeció a una nueva reconfiguración de los bloques comerciales en el ámbito internacional y con ello a una nueva división internacional del trabajo dinámica, particularmente a lo que se refiere a la relocalización industrial en la era de la globalización.

El TLCAN produjo una desindustrialización en los Estados Unidos, muchas empresas vinieron a instalarse en México y con ello en los Estados Unidos se perdieron muchos puestos de trabajo lo que afecto a los trabajadores norteamericanos, donde la diferencia salarial entre ambos países fue alta.

Durante la campaña electoral de Donald Trump manifestó la necesidad de que las empresas norteamericanas regresaran a los Estados Unidos y al mismo tiempo impulsó la negociación del TLCAN porque era desventajoso para los interese norteamericanos.

Ya como presidente puso en la agenda del comercio exterior de los Estados Unidos como prioridad la renegociación del acuerdo comercial de América del Norte o la amenaza de salirse del TLCAN además de imponer a las exportaciones del acero mexicanas aranceles adicionales hasta que doblego tanto al gobierno de Peña Nieto como al de López Obrador imponiendo el T-MEC que es desventajoso para la economía mexicana.

En esta entrega tan solo se hará un análisis aproximativo de algunos aspectos del nuevo acuerdo comercial que entró en vigencia el 1 de julio de este año, pero que el gobierno mexicano con ello empeño la soberanía nacional en materia comercial, energética y laboral entre otras cosas.

El nuevo acuerdo contiene numerosas disposiciones que cobijan bienes, tecnologías y avances en el comercio que no existían en 1994, cuando el TLCAN -o NAFTA- entró en vigor. su ratificación, se presentan siete de los puntos más relevantes del nuevo acuerdo:

Aranceles y reglas de origen, Certificación y Verificación de Origen, Aduanas y Facilitación del Comercio, Aplicación de las Leyes Comerciales y de Aduanas, Comercio de Bienes Digitales, Propiedad Intelectual y Protocolo Modificatorio del TMEC.

Todos estos aspectos de contenido de nuevo tratado comercial se detallaran en próximas entregas para demostrar que constituye un nuevo eslabón a la cadena de dependencia de la economía mexicana con una pérdida absoluta de la soberanía nacional tanto económica como jurídica.                                 

J MA. CARDONA

 

El gobierno de la 4T vive la peor crisis, no solo del sexenio que se caracteriza por las crisis económica-financiera, la sanitaria por el Covid 19 y la de seguridad pública; López Obrador se encuentra desesperado, aunque en las encuestas todavía tiene a la opinión pública mayoritariamente a su favor, no es en los altos porcentajes de antes, y por la cuarentena no puede salir a las plazas públicas a tener contacto con el pueblo bueno para enviar señales del poder presidencial.

Es por ello que se tiene que inventar algún pretexto o supuestamente una oposición como es el Bloque Opositor Amplio (BOA) supuestamente para ganar la mayoría de la Cámara de Diputados en el 2021, algo democráticamente legitimo, pero para López Obrador significa un intento de golpe a la 4T por parte de los mal llamados conservadores. El documento dado a conocer la semana pasada en la conferencia mañanera no tienen nombre ni firma y según López Obrador alguien de buena fe se lo izo llegar, pero el periódico El Universal en una de sus editoriales afirmo que un alto funcionario del gobierno de la 4T le pidió al diario que lo publicara a cambio de favores políticos.

Lo cierto es que la sociedad mexicana y particularmente la civil esta polarizada y el descontento con el gobierno de López Obrador van en aumento por el mal manejo tanto por la crisis económica como la sanitaria y la violencia que no está controlada en el país.

En los últimos fines de semana han salido a la calle caravanas de coches en todo el país para pedir la destitución de López Obrador del gobierno, pero en una parte de la opinión pública en especial de la clase media expresa la desesperación y la indignación contra el poder presidencial por el mal manejo de la política y los resultados hoy obtenidos por la transformación prometida.

En los medios de comunicación, comentaristas y periodistas manifiestan recientemente el descontento por los resultados en el manejo de la crisis sanitaria y como López Obrador les aventó la responsabilidad de la misma a los gobiernos estatales y municipales, pero hay que decir que también existe un grupo de gobernadores que se oponen abiertamente a las medidas adoptadas por el gobierno federal, particularmente de que López Obrador no los ha apoyado con los recursos materiales y financieros para enfrentar la crisis por la pandemia entre esos gobernadores se encuentra Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán.

Así pues, López Obrador está consciente de que los datos no le dan para ganar la mayoría de la Cámara de Diputados en el 2021 y por ello tiene que inventar opositores enemigos de la Cuarta Transformación a los que tiene que combatir a muerte, es por ello que también en días pasados afirmo que eran momentos de definición para estar con su gobierno o en contra de él.

Para López Obrador no existe una gama o pluralidad política en este país que fue gobernado durante 71 años por un solo partido y que a muchos luchadores sociales de todas las tendencias políticas incluyendo al propio López Obrador les costó años de lucha, sangre y muerte por conquistar la democracia en México en el año 2000 y que es una conquista del pueblo de México.

Hoy López obrador con su proyecto la 4T pretende aniquilar para instaurar un régimen político autoritario pero no contaba con la presencia del Coronavirus, aun así tiene el propósito de aniquilar cualquier intento opositor en el país, prueba a ello es el intento de la liquidación de la autonomía de los órganos autónomos reguladores constitucionales en materia económica y energética porque la característica esencial de su gobierno es la concentración del poder en su figura presidencial de manera autocrática pero con demencia presidencial.

En el supuesto caso que exista el BOA por su composición política y social no representa una alternativa para el país, ya que esta oposición es volver al pasado de la corrupción, la privatización de la economía y la subordinación del poder económico y financiero del Estado Mexicano tanto en sus variantes panista, priista y perredista o como dice el propio López Obrador en su versión de la “mafia del poder”. De igual manera se tiene que tener presente que López Obrador llego al poder con una parte de apoyo importante tanto de los empresarios del norte como del sur, por parte de los empresarios del norte esta Alfonso Romo así como Carlos Slim y Ricardo Salinas Pliego que representan a la otra “Mafia” de esta manera se puede decir que hoy la lucha política nacional consiste en “Mafia contra Mafia”, es decir según López Obrador supuestamente “liberales” contra “conservadores” en su refinado lenguaje “político”, perdón populachero para que el pueblo bueno lo entienda.

Pero también existe una segunda oposición independiente, al margen y que está constituida por los sindicatos independientes, organizaciones campesinas y de los pueblos indígenas que se oponen tanto al proyecto de la 4T como del BOA que no representan los intereses de los trabajadores y sectores populares y que algunos plantean como propuesta el fortalecimiento del sector salud para enfrentar la pandemia así como la recuperación económica para que no sea pagada por los trabajadores a cambio de la disminución de los salarios, los despidos masivos que ya llegan a más de un millón y por un programa económico al servicio de los trabajadores para superar la emergencia sanitaria y la crisis económica mediante una reforma hacendaria que grave a los grandes capitales, particularmente a los especulativos.

Pero también es necesario establecer que esta oposición también plantea la toma del poder político por diversas vías y plantea que los problemas nacionales de pobreza, hambre y miseria, así como explotación solo pueden ser resueltos por un gobierno de las y los trabajadores y la nacionalización de los sectores estratégicos de la economía bajo el control de los propios trabajadores. Es por ello que ni el BOA, ni la 4T son alternativas para los trabajadores sino su propio gobierno.      

        

J MA. CARDONA

 

El gobierno de López Obrador atraviesa una profunda crisis en tres ámbitos, una crisis económica de magnitud jamás imaginada, la crisis sanitaria y la de seguridad pública.

En medio de esta situación tanto López Obrador como las fuerzas políticas de oposición menguadas están afilando sus armas con rumbo a la elección del 2021, mientras que el país y sus habitantes viven una verdadera tragedia, pero para la clase política y el gobierno de la 4T eso no es importante, ni la crisis sanitaria por el Coronavirus que ha dejado un saldo de más de 25 mil muertos por el mal manejo de la pandemia, pero eso se tratara más adelante. La crisis económica donde todos los indicadores para el mes de marzo registraron un decrecimiento negativo de dos dígitos, y qué decir de la crisis de seguridad que ya toco el corazón del país que es la Ciudad de México donde los carteles se disputan el territorio.

En cuanto a la crisis económica, el Inegi empezó a dar a conocer los primeros resultados del comportamiento de todos los indicadores económicos para el mes de marzo, cuando todavía no se declaraba la emergencia sanitaria y todos estos en términos de inversión, consumo y crecimiento por sectores de la actividad productiva observan números negativos de dos dígitos, lo que significa que este comportamiento en actividad económica no es producto de las medidas adoptadas por el Coronavirus sino por un pésimo manejo de la política económica por parte del gobierno de la 4T; el paro de las actividades productivas no esenciales se llevo a cabo después del 23 de marzo, por lo tanto no se puede atribuir al cierre de la economía, es decir que es resultado directo del programa de austeridad implementado por López Obrador por 4 mil 110 millones de pesos, además de los recortes anteriores al gasto publico que contribuye directamente a la caída de la actividad económica del país.

Por lo que se refiere a la crisis sanitaria la cosa es peor, ya que con la reapertura de las actividades económicas no esenciales, los casos de contagio de Coronavirus se dispararon mas allá de lo proyectado por parte de las autoridades de salud encabezadas por Hugo López-Gatell con los siguientes resultados hasta el día 28 de junio, donde los casos confirmados fueron 216 mil 852, los negativos 275 mil 203, los sospechosos 64 mil 143, las defunciones 26 mil 648, los recuperados 126 mil y los activos que significa la pandemia 25 mil 558. Con estos resultados la política adoptada por las autoridades sanitarias constituye un verdadero fracaso. Más aun que con la reapertura de las actividades económicas no esenciales, el crecimiento de los contagios ha sido exponencial porque la movilidad social a aumentado hasta un 40 por ciento.

El gobierno de López Obrador opto por la reanudación de la actividad económica en lugar de proteger la vida de los mexicanos, así lo confirmó, el propio López-Gatell cuando aseguro que no se podía continuar con el confinamiento de la población y la economía parada, mas aun cuando la pandemia no se puede detener ni eliminar de un día a otro, esto significa darle prioridad a la actividad económica sobre la vida humana para garantizar las ganancias de los grandes capitales.

La tercera dimensión de la crisis de López Obrador es la de seguridad, que la semana pasada llegó a la máxima expresión cuando se registró el atentado contra el secretario de Seguridad Ciudadana Omar García Harfuch en el corazón de la propia Ciudad de México por el Cartel Jalisco Nueva Generación dando una demostración de poder militar y desafiando el poder presidencial como una respuesta contra las acciones en términos financieros que el gobierno de la 4T lleva en contra de este cartel.

El golpe fue directo al rostro del propio López Obrador, que puso al desnudo la poca capacidad de inteligencia para combatir al crimen organizado y el hecho de que por primera vez un cartel con una alta capacidad de fuego llegara al corazón de México habla de que la estrategia para combatir al crimen organizado está fracasando y es un elemento importante en la crisis de gobernabilidad del gobierno de López Obrador, aunque se diga lo contrario.

Pero volvamos al principio de esta entrega, López Obrador inicio la campaña electoral del 2021 cuando dio a conocer primeramente el documento de lo que se denomina el Bloque Amplio Opositor (BOA) y después cuando declaro en su conferencia mañanera de que él va a ser el garante del proceso electoral del 2021 lo que desencadeno fuertes críticas por parte de los analistas, ya que la organización de los procesos electorales de México le competen exclusivamente a los ciudadanos y el presidente debe de estar al margen y callado en este asunto.

Por su parte todas las fuerzas políticas del país ya se están moviendo y haciendo sus cálculos políticos en medio de esta crisis del gobierno de la 4T y la tragedia por la pandemia del Coronavirus.

Lo que constituye una perversidad que significa: Que corrompe las costumbres o el orden y estado habitual de las cosas.

Así tanto para el gobierno de López Obrador y la oposición política menguada, los efectos sociales por la pandemia no constituye una prioridad en su agenda política lo cual significa una perversidad política que ofende en estos momentos a la mayoría de los ciudadanos ante esta tragedia nacional por el Coronavirus y la crisis económica así como la de seguridad pública.

J MA. CARDONA

 

Como ya es del conocimiento las últimas palabras de George Floyd fueron: “no puedo respirar”, cuando la policía de Minneapolis Minnesota lo sometió con brutalidad policiaca y por medio de las redes sociales se grabo y se difundió el video del asesinato que indigno a los ciudadanos de Estados Unidos que por más de diez días miles se han movilizado en todo el territorio, principalmente en las principales ciudades de ese país.

Este hecho de brutalidad policiaca en Norteamérica, pone al desnudo el racismo y la declaración de la supremacía de la raza blanca de este país sobre la población afroamericana- negra-, la mal llamada latina, porque es también latinoamericana y las minorías que viven en los Estados Unidos.

Los miles o tal vez millones de ciudadanos han salido a repudiar el hecho y que enfrentan en los últimos días abiertamente a las fuerzas policiacas en las principales ciudades de Estados Unidos son en su mayoría y composición social trabajadores explotados por el capitalismo imperial y por una burguesía racista cuya máxima expresión es el presidente de Estados Unidos Donald Trump, quien a fomentado el odio y la discriminación no solo en contra de los afroamericanos y latinos como una manera de dominación política para la explotación de millones de trabajadores de esta característica.

También hay que señalar, el sistema policiaco del país del norte es tan solo un instrumento de control y opresión para llevar a cabo la política de dominación por parte de la supremacía blanca que se asume como la autentica heredera y fundadora de la Unión Americana.

Durante más de doscientos años los afroamericanos- la supuesta raza negra- no tuvieron derechos civiles y la segregación racial es un mecanismo para someter a millones de ciudadanos estadunidenses a la explotación en manos de los grandes capitalistas que comandan la derecha hoy representada por Trump.

A pesar de que en los años sesenta del siglo pasado los negros conquistaron los derechos civiles entre los cuales destaca el derecho al voto y ser electos a un cargo de representación popular así como la supuesta desaparición de la discriminación racial.

Pero las múltiples manifestaciones son un choque directo no solo contra el sistema policial corrupto sino cuestionan los fundamentos capitalistas del imperio norteamericano y han provocado una severa crisis tanto en el gobierno de Donald Trump, que por cierto se tuvo que resguardar en un bunker cuando los manifestantes llegaron a las cercanías de la Casa Blanca sede del gobierno norteamericano.

Durante más de una semana la movilización como ya se menciono en las principales ciudades de Estados Unidos no han parado exigiendo justicia para George Floyd, pero esta situación política ha abierto una profunda crisis también en el sistema político estadunidense donde se expresa el descontento de la mayoría compuesta por los trabajadores golpeados por la crisis económica en aquel país y con más de cuarenta millones de desocupados algo nunca visto desde el año de 1929.

También no fue suficiente las transferencias del gobierno estadunidenses a los hogares para que mantuvieran el consumo y poder pasar los efectos de la pandemia del Covid 19, que por cierto ha sido mal manejada por el gobierno de Trump.

De igual manera las movilizaciones de los trabajadores y ciudadanos estadunidenses son parte de otro fenómeno-una situación revolucionaria- que se viene desarrollando en América Latina en contra del proyecto neoliberal y que ahora se agudiza por los efectos de la crisis económica y financiera como también por la crisis sanitaria del Coronavirus.

En pocas palabras se trata del enfrentamiento abierto de millones de trabajadores a través de la movilización contra los gobiernos en su mayoría surgidos de la democracia formal por la vía electoral, lo que significa que la democracia en sí misma no satisface las demandas económicas y sociales de la población y los trabajadores lo que provoca profundas crisis en los sistemas políticos y los gobiernos.

Pero como se indico anteriormente la brutalidad policiaca no es únicamente en los países imperiales como Estados Unidos sino también en países como en México donde en los últimos días los ciudadanos han salido a condenar en la ciudad de Guadalajara primeramente y después en la ciudad de México por el momento el abuso policial por no usar el cubre bocas en contra de Giovanni López que murió por traumatismo craneoencefálico el lunes 4 de mayo. Tenía 30 años; hasta el momento de escribir esta entrega los enfrentamientos tanto en Guadalajara y la ciudad de México fueron abiertos contra la policía y una jovencita de 16 años también fue atacada por la brutalidad policiaca del gobierno de la ciudad de México de la morenista, Claudia Sheinbaum, donde se utilizó la brutalidad de la fuerza policiaca en contra de los manifestantes provocando el enfrentamiento violento contra la policía.

Mientras tanto el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro acuso de que desde los sótanos del poder del gobierno de la Cuatro T, se preparo a los infiltrados, a lo cual el gobierno de López Obrador respondió con el silencio; pero una cosa es cierto los cuerpos policiacos violan los derechos humanos y están corrompidos por los jefes superiores y en colusión con el crimen organizado tanto en Jalisco como en la Ciudad de México.

De todo lo anterior hay un denominador común, el enfrentamiento cotidiano de los ciudadanos y trabajadores en todo el mundo contra no solo la brutalidad policial sino también contra el régimen de explotación capitalista, la democracia formal, los sistemas políticos y los gobiernos, es por ello que las últimas palabras de George Floyd: no puedo respirar, fueron la chispa que incendio la pradera en el imperio norteamericano y que ahora se extiende a México.        

la foto

ciento

CULTURA

Osidem sonará con un concierto de alientos en el Teatro Ocampo

Osidem sonará con un concierto de alientos en el Teatro Ocampo

La Orquesta Sinfónica de Michoacán (Osidem), prosigue con sus actividades presenciales, por lo que el 14 de mayo a las 8:30 de la noche ofrecerá un concierto con obras para...

Leer mas

Magdalena Firląg, artista polaca llega a Clavijero con una nueva exposición

Magdalena Firląg, artista polaca llega a Clavijero con una nueva exposición

En colaboración con la Embajada de Polonia en México, como un homenaje a la materia y a sus posibilidades, al vidrio roto y su potencial creativo envolvente, es que surge:...

Leer mas

Abren jornadas de buenas prácticas lectoras

Abren jornadas de buenas prácticas lectoras

Las mediadoras y los mediadores de Salas de Lectura de Michoacán podrán participar entre mayo y septiembre, en actividades de capacitación, jornadas de buenas prácticas lectoras, y mesas de trabajo...

Leer mas

Abiertas, las inscripciones al taller gratuito de "Libros e historias de mi comunidad"

Abiertas, las inscripciones al taller gratuito de "Libros e historias de mi comunidad"

Con el fin de fomentar la lectura y la escritura en la entidad, el Gobierno del Estado ofrecerá el taller "Libros e historias de mi comunidad", del 17 al 19...

Leer mas

Buscador

MINUTO A MINUTO

Read bokies review by artbetting.net
The Betst Bokies Romenia Bonus bet365 here.
Download Full Premium themes
Склад за дървен материал - Прочети тук.